Lunes, 15 Enero 2018 08:13

Escape Room: el fenómeno que está revolucionando el ocio Destacado

Escrito por 
Valorar este artículo
(0 votos)

Entrar en una habitación y lograr salir de ella antes de que se acabe el tiempo. Los juegos de escape ofrecen experiencias originales mezclando historia, interpretación e ingenio


Un grupo de personas entran en un cuarto, que se cierra tras ellos. A partir de ahí tienen que poner a prueba sus conocimientos acerca de determinadas materias, observar muy bien todo lo que hay a su alrededor para dar con las pistas que les permitirán salir e ir trabajando de forma conjunta para conseguirlo. Y todo en un intervalo de tiempo marcado, que se muestra en un cronómetro que hay encima de la puerta. Esta es la dinámica de los juegos de escape, un concepto de ocio que tiene cada vez más aficionados.

Un concepto sacado de los videojuegos

Esta actividad es relativamente nueva, aunque no el concepto de la que se ha extraído. Ya en los años noventa existían juegos de ordenador con una dinámica algo parecida, en los que se tenían que ir realizando una serie de acciones para avanzar y conseguir llegar a la meta, que era escapar sano y salvo de una caverna, una mazmorra o una habitación cerrada.

Pero el Escape Room tiene algo que no tenía ninguno de estos videojuegos. Para ganar es necesario trabajar en equipo y colaborar hasta ver la puerta abierta. De hecho, se trata de un juego concebido para varias personas.

Tal es el auge de estos juegos, que prácticamente no hay ciudad que no tenga ya al menos una de estas salas. Grandes centros urbanos como Nueva York o Madrid han abierto decenas de centros. En Sevilla, Escape Room Tempo lleva menos de un año y se ha convertido en toda una revolución, recibiendo incluso turistas que viajan a la ciudad tan solo con el fin de vivir la experiencia.

Un juego de acción e historia

En los juegos de escape hay un personaje fundamental, que no forma parte del grupo pero sin el que sería imposible lograr el objetivo. El Game Master es una especie de “Amo del Calabozo” como el de los juegos de rol, aunque en lugar de dirigir el juego está allí por si los jugadores necesitan algo de ayuda. Aunque lo habitual es que se intente terminar sin ayuda, puede dar alguna pista en caso de que estén bloqueados. También se encarga de explicar la historia en la que durante el tiempo en el que estén encerrados vivirán los participantes.

Es ahí donde radica en parte el éxito de este nuevo concepto de ocio. Cada sala está ambientada en un episodio histórico, real o legendario, del que depende toda la trama del juego. Los hay para todos los gustos, e incluso algunos están ubicados en el futuro.

¿Cuándo nació el Escape Room?

El Escape Room tal y como se conoce ahora, en vivo, apenas tiene una década. Aunque no hay un consenso general, parece que apareció en 2008 en Japón, donde en muy poco tiempo se expandió por toda Asia.

Sí que hay acuerdo en cuándo se empezó a consolidar. En 2013 varios programadores de Sillicon Valley crearon “Origen”, invirtiendo la tendencia natural y llevando al mundo real lo que se estaba haciendo en las pantallas de un ordenador. Ahí surgió la fiebre y desde entonces se ha extendido a todo el mundo. Hoy se pueden contar las salas de escape por miles.

Escape Room Tempo, 4 historias diferentes para disfrutar en Sevilla

La capital hispalense ha acogido con entusiasmo esta idea. Decenas de grupos venidos de todas partes del país ya han disfrutado de la experiencia. Algunos hasta repiten, porque en Tempo se pueden encontrar 4 salas con recreaciones diferentes, de modo que hay varias historias con enigmas distintos.

La primera está inspirada en Cristóbal Colón y el descubrimiento de América. Desde la misma Sevilla hay que viajar hacia atrás en la historia para subir a un barco pirata y encontrar algo más que el nuevo mundo.

El Egipto faraónico es la temática de otra de las salas. Hay que descubrir el secreto que esconde la tumba de Tutankamón, resolviendo algunos acertijos y activando mecanismos avanzados.
También hay una sala para los amantes de la Edad Media y las leyendas de esa época. El castillo de Ricardo Corazón de León es el lugar en el que los jugadores tienen que encontrar la solución y superar las pruebas.

Como última opción, Tempo cuenta con una sala de escape inspirada en un futuro de lo más sorprendente. Una época dentro de varias décadas en la que la tecnología se funde con los atuendos victorianos y la estética Steampunk, una época a medio camino entre las novelas de Julio Verne y el futuro.

Más allá del ocio

Pero el Escape Room es mucho más que un simple juego. En esta actividad se mezclan tantas cosas que incluso se están utilizando estas salas para evaluar las capacidades de equipos de trabajo. Expertos en sociología y comportamiento humano, así como responsables de personal de diversas empresas utilizan las situaciones en las que se tiene que desenvolver cada uno de los miembros del grupo con el fin de saber los talentos de los que disponen en su empresa. Incluso se plantean organizar excursiones escolares para el desarrollo de competencias que no se pueden impartir en las aulas.

Además, es un plan de lo más original para quienes quieren celebrar fiestas de todo tipo. Despedidas de solteros, cumpleaños y más forman parte de la agenda de reservas que tienen estos centros lúdicos.

Cuando se sale por fin de la habitación, se experimenta una sensación muy difícil de explicar. Para algunos es todo un alivio, mientras que a otros puede que les haya sabido a poco. En lo que coinciden todos es en que firman por repetir otra vez, aunque en una sala diferente, ya que en la que acaban de abandonar no hay nada nuevo a nivel de desafío. Afortunadamente, el catálogo de aventuras no se limita a una sola, por lo que se puede volver para intentar un episodio nuevo y diferente, esta vez intentando superar la marca de tiempo y luchando por salir más pronto.

Leído 408 veces Modificado por última vez el Lunes, 15 Enero 2018 08:26