Jueves, 07 Junio 2018 07:37

Cuentacuentos "Maran Cat" en el aula Diver del Hospital Virgen Macarena Destacado

Escrito por 
Valorar este artículo
(0 votos)

Los niños y niñas hospitalizados disfrutaron el pasado lunes del divertido cuento de Eva Braojos

El aula Diver de Pediatría del Hospital Universitario Virgen Macarena disfrutó del Cuentacuentos "Las aventuras de Maran Cat" con su autora y lectora Eva Braojos.

El Cuentacuentos es una de las actividades que el 'Programa Diver' pone a disposición de los niños y niñas hospitalizados, quienes también participan en talleres diarios de música, inglés, pintura, payasos, cine, o manualidades, entre otros. El programa de Voluntariado hospitalario se realiza dentro del marco de este programa, que al mismo tiempo pone en marcha talleres para los padres de estos niños ayudando con temáticas de alimentación y nutrición infantil,prevención de enfermedades infantiles, o información sobre el sistema de enseñanza pública de Andalucía.

El aula Diver se encuentra en la quinta planta del Hospital, y tiene como principal función "humanizar el hospital, que los niños se lleven algo positivo de su estancia de hospitalización", indica la coordinadora del Programa Marta Serrano. Dentro de este aula se encuentran todo tipo de materiales didácticos para ayudar a la imaginación de los niños.

El pasado lunes día 4 de junio se vivió una bonita experiencia dentro del aula Diver con el Cuentacuentos de Eva Braojos. La ganadora del I Concurso de Cartas de Amor del blog "La orquidea prodigiosa" y colaboradora de la editorial Santillana, disfruta inventando historias para sus hijos que luego plasma en su principal personaje, "Maran Cat", un gato cuyo origen callejero se vio truncado fortuitamente hasta convertirse en un sagaz detective. Los niños y niñas, que al principio llegaban con miradas de desconfianza, se convirtieron en grandes curiosos haciendo volar su imaginación y olvidando por un rato los sueros, o sillas de ruedas.

Durante la estancia de Eva Braojos y su Cuentacuentos, todo fueron risas, bromas y trabajo en equipo. Así el aula Diver consigue su mayor propósito, hacer feliz y dejar a un lado, al menos a ratitos, los días de hospitalización.

Leído 1402 veces