Martes, 12 Junio 2018 11:35

Cómo bajar la fiebre de un niño Destacado

Escrito por 
Valorar este artículo
(0 votos)

La fiebre es un mecanismo de adaptación del organismo que sirve para luchar contra las infecciones, ya sean producidas por virus o bacterias. En el caso de los niños, la fiebre representa una de las causas principales de consultas médicas. Es por ello que tantos padres se preocupan a diario por encontrar y conocer remedios eficientes para bajar la fiebre en un niño.

Una de las principales recomendaciones es suministrar una cantidad elevada de líquido a los pequeños que padecen fiebre. Esto es debido a que entre las secuelas más comunes del malestar general se encuentra la pérdida de apetito y sed. Por ello, lo más conveniente es mantener al niño hidratado, para ayudarle a recuperar el líquido perdido por el exceso de temperatura y evitar así la deshidratación.

Entre las recomendaciones para bajar la fiebre de un niño también se encuentra evitar el calor. Cuando las temperaturas del organismo están elevadas, con la intención de disminuir la fiebre es recomendable que el afectado permanezca en un lugar fresco y ventilado para que no sufra cambios drásticos de temperatura que puedan provocar que su estado se agrave.

Los baños de agua tibia también pueden ayudar a bajar la fiebre en los niños. Permanecer debajo de la ducha durante unos minutos ayudará a que la temperatura del cuerpo descienda de manera progresiva. Una alternativa a este remedio puede ser aplicar paños de agua fresca en la frente, renovándolos constantemente hasta sentir que la temperatura del cuerpo disminuye.

¿Cómo saber si debo llevarle al pediatra?

Ante todo, es importante recordar que la fiebre no es una enfermedad, sino una reacción del organismo como mecanismo de defensa ante las infecciones. Por eso, suministrando al niño un jarabe o un medicamento prescrito por los especialistas y los remedios caseros comentados, solemos tener suficiente para tratarle.

Sin embargo, en ocasiones donde la fiebre del niño persista durante más de 48 u 72 horas, se debe recurrir inmediatamente a un profesional de la salud. Por otro lado, también debería verle un especialista si existen síntomas como erupciones en la piel, temperaturas mayores a los 39 ºC o cambios repentinos en el comportamiento.

Leído 1457 veces