Miércoles, 19 Noviembre 2014 11:29

La valiente lucha de unos padres por superar 'un gran revés' Destacado

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

Alicia es una pequeña de 14 meses, que a causa de una parada cardiorespiratoria a los pocos minutos de nacer tiene parálisis cerebral

 

Alicia, la hija de Carolina López y Miguel Rodríguez, nació el 27 de agosto de 2013 en el hospital maternal Virgen del Rocío de Sevilla. A la hora y media después de nacer, sufrió una parada cardiorespiratoria que le causó una anoxia y, como consecuencia de ello, daño cerebral y parálisis cerebral.

Estuvo ingresada varios meses y salieron con un pronóstico muy malo. La hija de estos vecinos de Bollullos de la Mitación, tuvo que luchar durante los primeros días por respirar y los médicos les avisaron de que quizá no saliera de allí.

"Es lo más duro a lo que una persona puede enfrentarse, el tener a su bebé entre la vida y la muerte, con la incertidumbre de qué secuelas va a tener, qué futuro va a tener...", asegura López.

Alicia salió de allí, pero antes el hospital formó a sus padres en un sinfín de nuevos hábitos que debían aprender para poder cuidar de la pequeña (reanimación, uso de la bomba de alimentación, aspiración de nariz y garganta, ejercicios para ella... y muchas cosas más que han debido aprender durante este tiempo).

"Estamos pasando un duelo por un hecho que nadie se podía imaginar, y es que afronté un embarazo con ilusión y alegría y la vida me cambió en un segundo", cuenta López desde la página que ha creado para ayudar a su hija.

Actualmente Alicia es una niña feliz y sus padres luchan porque siga así
Actualmente Alicia es una niña feliz porque no le falta de nada, no le faltan mimos ni besos de sus padres, cuidados, ni atenciones. Quizá tenga un desarrollo limitado, quizá nunca diga "mamá" o pueda coger un vaso con las manos, o "comerse un aspito", pero "todo eso termina relativizándose y aceptando, aunque no sin derramar alguna lágrima porque mi hija es especial y su vida también lo es", apostilla López.

Una madre y un padre coraje
Los padres de Alicia son de esas personas que no caen ante la adversidad, sino que se crecen. Se crecen porque el amor a su hija es tan grande que no piensan en otra cosa que no sea luchar por mejorar su calidad de vida.

Ellos han creado un blog, 'Ayuda a Alicia', y han creado una página de Facebook para contar su historia y así conseguir ayuda para su hija.

Carolina se describe como "una persona anónima, como tú, que un día le pasó algo que cambió drásticamente su vida y decidió escribir sobre lo que le pasó a Alicia, para recaudar fondos para sus tratamientos, para informar de las terapias que hacemos, para hablar de las investigaciones o de emociones... la vida, en definitiva"

Miguel Rodríguez, el padre de Alicia, la ayuda a difundir el blog, a crear contenidos y a seguir. Los dos forman un equipo para llevar la agenda de terapias adelante, apoyarse en los malos momentos y disfrutar de los buenos también.

No hay nada que estos padres no sean capaces de crear con el objetivo de ayudar a su hija. Colaborar con ellos es fácil, se puede donar un euro al mes para las terapias de Alicia, también se les puede ayudar donando tapones o comprando unas preciosas agendas que venden con mucho cariño. Hay muchas fórmulas, para conocerlas mejor y seguir la historia de esta pequeña valiente podéis entrar en su página web.

Visto 2095 veces