Martes, 23 Febrero 2016 15:54

Empieza a funcionar la Unidad de Rejuvenecimiento Íntimo de Sevilla Destacado

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

El láser y la combinación de técnicas dan respuesta a la incontinencia urinaria y a la regeneración tras los partos

Sevilla cuenta con una Unidad de Rejuvenecimiento Íntimo, un servicio que cada vez es más demandado y que se ofrece en otras ciudades españolas, como Madrid, Barcelona o Valencia. El presidente de la SEMAL (Sociedad Española de Medicina Antienvejecimiento y Longevidad), Dr. José Serres, ha presentado hoy la primera Unidad Gineco-Estética Láser, que estará dirigida por el Ginecólogo Fernando Aznar en la Clínica Serres.

Una paciente sevillana ha inaugurado la unidad, que ofrecerá respuesta a tres graves problemas femeninos: la incontinencia urinaria leve, la regeneración de tejidos tras los partos, la sequedad vaginal y la atrofia a partir de la menopausia. Mientras que antes había que recurrir a la cirugía para encontrar solución a algunas de estas situaciones, el tratamiento ahora se realiza a través del láser. Otra de las novedades presentadas es el relleno de los labios mayores con ácido hialurónico, pues hasta ahora habitualmente lo que se realizaba era quirúrgicamente la disminución de labios menores.

Las unidades de rejuvenecimiento íntimo surgieron a finales de los años 90 en Estados Unidos y Brasil, pero hasta hace una década no se empezaron a demandar por la población europea. El uso de leggins, la depilación de zonas íntimas y la prolongación de la vida sexual de la mujer han sido algunos de los factores que han demandado su uso. El perfil de las pacientes es variado, aunque predominan las usuarias de entre 30 y 45 años, que acuden con desgarros y episiotomías tras los partos; o a partir de los 50 años, donde se buscan soluciones tras la aparición de la menopausia. En cuanto al tratamiento de relleno de los labios mayores y disminución de los menores, son las chicas jóvenes las que más los demandan.

Según explicaron los expertos, el tratamiento no es nada invasivo y muy poco doloroso, y se utiliza un tipo de láser CO2 fraccionado, similar al empleado por los dermatólogos para el rejuvenecimiento facial, pero con el uso de una pieza ginecológica que permite la aplicación en el interior. Los resultados son muy satisfactorios y permiten a las pacientes renovar una parte tan importante de su físico que les devuelve la ilusión por disfrutar y sentirse jóvenes.

Visto 2508 veces