Martes, 20 Octubre 2020 11:43

El grupo Andaluza de Marquetería crece un 23% en facturación y amplía plantilla con 3 empleados al fabricar mamparas con el COVID Destacado

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

Llevan vendidas 2.600 unidades por toda España a organismos públicos y clientes privados con un material alternativo al metacrilato llamado Pet

Un año tan difícil como el COVID, que va a ser recordado por la crítica situación sanitaria y económica a nivel mundial, se va a transformar en un ejercicio económico muy positivo para Andaluza de Marquetería. El grupo empresarial, con sede en Dos Hermanas y 2.200 metros cuadrados de instalaciones, ha visto incrementarse su facturación en más del 20 % al apostar por un nuevo nicho de mercado, la fabricación de mamparas de protección, de las que llevan vendidas más de 2.600 unidades por toda España.

El proyecto empresarial nació hace 33 años con un pequeño taller de enmarcación desde el estudio fotográfico del padre de Miguel Ángel Rosa, CEO y fundador, y desde sus inicios ha estado marcado por el reto de innovar y reinventarse.

El grupo posee dos firmas, Andaluza de Marquetería y Enmarka Rapid, y dos canales de ventas: el presencial, tanto para el mayor como al público, y el canal de venta online La fábrica del cuadro.com. El grupo se dedica a la fabricación de marcos, espejos, cuadros, impresión digital, corte laser y fresados, siendo líderes en el sector de la decoración de paredes interiores. Por eso no se resignaron a quedarse cruzados de brazos cuando se decretó el estado de alarma y tuvieron que iniciar un ERTE del 80 % de su plantilla y mandar a sus casas a 24 de las 30 personas de la plantilla.

“Dejamos una mínima guardia en la empresa para responder a posibles pedidos que nos pudieran llegar, pero eran casi inexistentes. Y empezamos a investigar las posibilidades que nos permitía la situación”, explica el CEO y fundador de Andaluza de Marquetería. Como el grupo empresarial se dedica a la fabricación de marcos, cuadros y elementos relacionados con la decoración, no vieron muchas posibilidades con los nuevos productos de primera necesidad, como mascarillas, geles, batas o protectores faciales, salvo en uno de ellos, que sí tenía un procedimiento de fabricación que les resultaba familiar: las mamparas de seguridad.

“Nos pusimos a trabajar en este producto y comenzamos a darle forma con nuestras materias primas y maquinaria. Diseño, pilotaje, prospección, pruebas… pronto encontramos un nuevo escollo: la demanda mundial de metacrilato, necesario para la fabricación, había disparado su precio. Por eso tuvimos que buscar otras alternativas y apostamos por el Pet, un material de similares características al metacrilato, que es habitual en nuestra cadena de trabajo como sustituto del cristal y no se rompe ni araña. Solo teníamos que darle solidez a la mampara con un marco de madera, y nos pusimos a ello porque si lo conseguíamos, de ambos productos teníamos cantidades importante en nuestros almacenes que permitiría abastecer cualquier demanda que surgiera”, comenta Miguel Ángel Rosa.

Siete meses después, el éxito del modelo conseguido los ha llevado a haber distribuido más de 2.600 mamparas, con una facturación que roza los 120.000 euros. A ello se suma que han generado 3 puestos de trabajo más, además de haber consolidado la plantilla en estos inciertos momentos económicos.

“Desde el lunes santo, en que nació nuestra primera mampara, agilizamos nuestra maquinaria comercial para recuperar con nuevos clientes las ventas que estábamos perdiendo por la incidencia de la crisis”, explica el CEO de Andaluza de Marquetería. Al principio nos dirigimos al sector de primera necesidad, como el clínico y el farmacéutico, y en una fase posterior, a los despachos profesionales, como abogados, administradores de fincas o peluquerías. Y ampliamos nuestra oferta con nuevos modelos para oficinas”.

Los despachos profesionales sirvieron como reclamo a los juzgados, ayuntamientos y organismos oficiales, que empezaban a retomar la actividad con el público, y en otra etapa posterior pasaron a recibir pedidos de colegios privados, academias y comedores escolares para el nuevo curso académico que estaba a punto de comenzar.

Unos resultados que se incrementarán en el ultimo trimestre del año y que los harán seguir creciendo. Aunque, en palabras del CEO de Andaluza de Marquetería, “no nos gustaría que nuestro crecimiento procediera de artículos para combatir el COVID porque ojalá estuviéramos venciendo esta pandemia y dejaran de ser necesarios. Esté como esté el mercado, nuestra pasión y vocación nos llevará a seguir apostando por nuevos proyectos y por el I+D”. Así, innovación y profesionalidad continurán siendo los pilares en los que se asentará el grupo empresarial, principios que precisamente han sido su leitmotiv y la clave de su éxito.

Visto 1427 veces